” Última actualización 17/05/2018 a las 8:17 am.
Español
English

¿Qué es?

La energía hidroeléctrica es aquella que se obtiene de aprovechar la energía potencial de un curso de agua para convertirla primero en energía mecánica y posteriormente en energía eléctrica. Una central hidroeléctrica es el conjunto de instalaciones y equipos necesarios para realizar esta transformación energética.

Entre las centrales hidroeléctricas se consideran centrales minihidráulicas aquellas instalaciones de potencia instalada inferior a 10 MW.

Dentro de la categoría de centrales minihidráulicas se encuentran las centrales microhidráulicas, aquellas con potencia menor a 1 MW, y las centrales picohidráulicas, aquellas con potencia menor a 100 kW.

Según el emplazamiento de la central hidroeléctrica se realiza la siguiente clasificación general:

Centrales de agua fluyente. Captan una parte del caudal del río, lo trasladan hacia la central y una vez utilizado, se devuelve al río.

  • Centrales de pie de presa. Se sitúan debajo de los embalses destinados a usos hidroeléctricos o a otros usos, aprovechando el desnivel creado por la propia presa.
  • Centrales en canal de riego o de abastecimiento. Aprovechan la energía del caudal de agua que circula por el canal o la tubería. Habitualmente requieren una menor obra civil.

 

La energía obtenida en minicentrales hidroeléctricas ofrece los siguientes beneficios medioambientales:

  • Uso del agua sin alteración de sus propiedades.
  • Energía limpia. No produce residuos contaminantes.
  • Respetuosa con el medio ambiente. Los impactos que genera son pequeños y fácilmente minimizables tomando las medidas adecuadas (escalas para peces, caudal ecológico, soterramiento de tuberías, etc).
  • Inagotable gracias al ciclo hidrológico natural.

Entre los beneficios socioeconómicos se encuentran:

  • Carácter autóctono. Su desarrollo implica la reducción del grado de dependencia del sector energético exterior y el refuerzo de la seguridad del suministro.
  • Carácter de generación distribuida. Las unidades de producción se encuentran cerca de los puntos de consumo. .
  • Creación de un mayor número de puestos de trabajo y de actividad económica en comparación con las tecnologías convencionales.
  • Contribución a la cohesión territorial. En la mayoría de los casos las nuevas instalaciones han de situarse en áreas rurales.

Muchas de estas ventajas de la energía hidráulica son compartidas con otras fuentes de energía renovable como el sol o el viento. Si se hace una comparación con otras tecnologías renovables se destacan las siguientes ventajas:

  • Elevado rendimiento (70 – 90 %), muy por encima de otras tecnologías renovables.
  • Alto nivel de previsibilidad y gestionabilidad.
  • Buena correlación con la demanda, ya que es máxima en invierno.

Tecnología duradera y robusta, con bajo mantenimiento.